Mochuelo de los Saguaros

Mochuelo de los Saguaros

Mochuelo de los Saguaros

Micrathene whitneyi

También llamado tecolote enano, tecolotito enano y mochuelo duende, es uno de los búhos más pequeños del mundo. ¡Su tamaño es similar al de la palma de una mano!

Descripción

Un individuo adulto de esta especie alcanza una longitud de 12.5 a 14.5 centímetros, y pesa entre 35 y 55 gramos, aunque el promedio ronda los 40 gramos. Su envergadura registra hasta 27 centímetros. A menudo su tamaño se compara con el de un gorrión grande. Ambos sexos son muy parecidos, si bien la hembra es un 3 por ciento más alta y el macho es un 6 por ciento más pesado que ella. Realmente, la diferencia es casi imperceptible.

Orden: Strigiformes
Familia: Strigidae
Género: Micrathene

Tiene un cuerpo regordete con patas largas y a veces arqueadas, cabeza redondeada sin mechones largos de plumas a los lados, pico y cola cortos y grandes ojos de iris amarillo. El pico es color amarillo verdoso, y el mismo color pero más opaco se vislumbra en sus patas. Su plumaje es marrón oscuro en gran parte del cuerpo, pero el dorso muestra un color más grisáceo y el pecho es atravesado por franjas verticales más oscuras que el resto de las plumas. Sobre los ojos se hallan plumas blancas que semejan cejas.

Es uno de los búhos más pequeños del mundo.

Distribución y hábitat

El rango del búho enano es relativamente amplio. Abarca desde partes de California, Texas y Nuevo México, en Estados Unidos, hasta el centro de México y Baja California, en este último país. No se encuentra más que en América. En la actualidad, 3 poblaciones se reproducen en la región fronteriza entre México y Estados Unidos y migran en invierno al sur de México para pasar el invierno, mientras que otras 3 poblaciones no migratorias persisten en Puebla y Baja California, México.

Aunque antes se creía que solo vivía en hábitats desérticos, ahora se sabe que la especie está adaptada a la vida en varios tipos de hábitats, por lo que puede vivir en bosques espinosos, matorrales, zonas montañosas, desiertos de tierras altas, pastizales secos, sabanas, bosques de ribera, áreas semiabiertas con árboles dispersos y zonas parcialmente urbanizadas. Puede tolerar la presencia moderada de humanos.

Características del tecolote enano

Mochuelo de los saguaros – Micrathene whitneyi / Autor de la imagen: BBODO

Alimentación

El búho enano es un carnívoro. Su dieta está basada en arácnidos e insectos pequeños, como grillos, polillas, escarabajos, ciempiés y escorpiones, si bien de vez en cuando captura mamíferos pequeños y reptiles. De estos últimos grupos, prefiere las ratas canguro jóvenes, las lagartijas espinosas y serpientes de la familia Leptotyphlopidae. Su dieta puede variar en función de la temporada; por ejemplo, en el sureste de Arizona, los individuos consumen mayor cantidad de insectos hasta que en la temporada de lluvias se enfocan en la captura de escarabajos.

Su visión nocturna es excelente y le es útil para cazar. Su oído es también excelente. Busca alimento en el suelo y en el aire e incluso en comederos de aves. Una vez que detecta una presa, la persigue y puede capturarla al vuelo con las garras. A veces agita la vegetación en busca de insectos. Una vez en su poder, traga entera la presa o la trocea antes de comerla.

Comportamiento

Micrathene whitneyi es conocido por hacer de su hogar agujeros desocupados de otras aves, especialmente en árboles de saguaro. No todas las poblaciones son migratorias, y las que lo son, no acostumbran viajar muy largas distancias. Los que migran se trasladan al sur de México antes de que octubre finalice, y alrededor de marzo vuelven a los desiertos del norte para reproducirse.

Se le conoce cerca de una docena de vocalizaciones que son emitidas sobre todo al amanecer y anochecer.

Al igual que la mayoría de los búhos, es nocturno y realiza la mayor parte de sus actividades al anochecer y al amanecer. Sus nidos se han encontrado en cañones montañosos a unos 2,000 metros de altitud. Tiende a almacenar comida para ingerirla tiempo después.

Se le conoce cerca de una docena de vocalizaciones que son emitidas sobre todo al amanecer y anochecer, y, con mayor frecuencia, durante la temporada reproductiva. Los polluelos gorjean suavemente para que su madre los alimente; mientras más rápido y fuerte vocalizan, más hambrientos están. Por su parte, los machos emiten un canto que atrae a las hembras durante el cortejo.

Reproducción

El búho enano es una especie usualmente monógama; algunas parejas duran juntas toda su vida. Las hembras alcanzan la madurez sexual en torno a su primer año de vida, y la temporada de cría abarca de abril a junio, aproximadamente. Los machos atraen a las hembras mediante cantos y exhibiciones de vuelo alrededor de su dormidero. Una vez que la hembra ha aceptado a un macho, copulan y seguidamente se instalan en el nido.

No es difícil imaginarse en dónde anida la especie. Comparte con otros el hábito de hacerlo en cavidades vacías, preferentemente en aquellas hechas por pájaros carpinteros en plantas de saguaro, o en algunos casos, en sicomoros y álamos. Por lo regular, la nidada consta de unos 3 huevos blancos, pero la hembra puede poner de 1 a 5 huevos. Ella los incuba durante unas 3 semanas, y las crías comienzan a volar cuando tienen cerca de 10 semanas de edad.

Amenazas y conservación

La población está disminuyendo principalmente a causa de la deforestación.

El búho enano es una especie de “Preocupación Menor”, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. No obstante, en California, Estados Unidos, se le considera en peligro de extinción. La población está disminuyendo principalmente a causa de la deforestación, que lo deja sin sitios para anidar y reproducirse.